el fundador: JULIAN AXAT
el jefe: MARIANO MAFFIA
el bicho: RODOLFO SECCO
el negro: GABRIEL SAGASTUME
columna de arte: ANONIMO

Buscar este blog

Cargando...

martes, 15 de abril de 2014

Más de Poe y Alan Parsons

ALAN PARSONS se inspiró en cuentos de EDGAR ALLAN POE para componer las canciones de su primer disco, publicado en 1974. En el programa del 14 de abril de 2014 hablamos de esa relación, escuchamos las canciones y contamos algunos chusmeríos de la vida de ambos artistas.


jueves, 3 de abril de 2014

Poe, Tolkien y la película "Inside Llewyn Davis"

J.R.R.TOLKIEN
En el programa del 31 de marzo de 2014 empezamos con un editorial de Bicho contando el enigma de la tumba de EDGAR ALLAN POE. Seguimos hablando de literatura fantástica con J.R.R. TOLKIEN, autor de "El Hobbit" y "el señor de los anillos". Contamos la película "INSIDE LLEWYN DAVIS" de los hermanos COEN y musicalizamos con la banda de música del film.
Aca va el editorial:

UN ENIGMA MAS DE ESTE SEÑOR
Cada 19 de enero durante siete décadas, entre la medianoche y las cinco de la mañana, un hombre con abrigo largo y un bastón de empuñadura dorada dejaba tres rosas y una botella de coñac a la mitad junto a la tumba de Edgar Allan Poe en Baltimore. Los pocos que lo vieron de lejos en ese cementerio de una antigua iglesia dicen que se tapaba la cara con un sombrero y una bufanda blanca.
Hace cinco años desapareció. Su rito coincidía con el día de cumpleaños del escritor. Su nombre sigue siendo todavía un misterio. La única persona que dijo saber la identidad del visitante murió sin revelar el secreto.
En 1983, el ex director de la casa Museo de Poe en Baltimore, Jeff Jerome, empezó a organizar discretas vigilias para acompañar al visitante misterioso y demostrar que no era él. El grupo esperaba, pero no se acercaba al hombre. «Lo observaban, pero no querían intimidarlo, mantenían la distancia. Creo que el ex director de la casa sabe más de lo que dice. Pero el visitante también hizo un gran esfuerzo por ocultarse. Es un misterio maravilloso que se añade a Poe, explica Kristen Harbeson, la presidenta de Poe Baltimore, una organización sin ánimo de lucro creada para salvar la casa del escritor en la ciudad.
Alexander Rose, profesor de Literatura y presidente de la Poe Society, se empezó a interesar por el último enigma de Poe en los años 60, si bien los feligreses de la iglesia recuerdan haber oído hablar de la aparición de las flores y el coñac desde los años 30. Rose murió en 1995 y en público sólo sugirió que el hombre del cementerio no era una sola persona. En 1983, el visitante dijo en una nota que pasaría “la antorcha a un hijo”.
El hijo de Rose cuenta ahora a este que varias personas le comentaron que su padre era el guardián del secreto. «Es muy posible que tuviera información privilegiada porque estaba profundamente involucrado en todas las cosas de Poe», explica John Rose, entre cuyos recuerdos infantiles están las botellas de coñac recuperadas del cementerio. A su padre, conocido también como Mr. Poe le gustaban los misterios. Cuando John estaba estudiando su doctorado de Filosofía, su padre lo puso en el consejo de la Poe Society con el puesto de «metafísico» sin decirle nada al chico para ver cuánto tardaba en descubrirlo. «Me costó dos años. Es un cargo que todavía tengo», dice Rose hijo.
La última visita del seguidor de Edgar Allan Poe a su tumba fue en 2009, año del bicentenario del nacimiento del escritor. Los fieles han dado por terminado el rito y saben distinguir a los impostores.
El auténtico tenía una triquiñuela aún secreta para entrar en el cementerio cerrado de noche y tocaba de una forma particular el cenotafio donde originalmente se enterró el cuerpo de Poe (y donde, según algunos, todavía sigue pese a que la lápida está ahora unos metros más lejos). A veces, dejaba una nota. En 2004, durante la guerra de Irak, hizo una referencia contra «el coñac francés» que sublevó a los seguidores de Poe, temerosos de que el hijo no estuviera cumpliendo bien con la misión.
A los más apasionados, el rito del coñac les molestaba. «Eso sirvió para perpetuar algunos mitos. Ya es una puerta cerrada, pero este enigma no era tan importante», explica George Figgs, actor, escritor, pintor y músico obsesionado con Poe desde que con nueve años leyó 'El cuervo'.
El gran misterio al que Figgs le ha dedicado 20 años de investigación es la muerte de Edgar Allan Poe, que apareció en una calle de Baltimore delirando y con la ropa de otra persona después de días en paradero desconocido. Ni siquiera tenía que estar en Baltimore, donde ya no vivía. Iba en tren de Richmond a Nueva York, de vuelta a su casa después de un tour en busca de dinero y apoyo para una nueva revista literaria que quería lanzar, The Stylus.
Nadie sabe por qué Poe paró en Baltimore ni qué hizo exactamente entre el 27 de septiembre y el 3 de octubre de 1849, cuando fue encontrado con apariencia de estar drogado o borracho. Murió el 7 de octubre con 40 años en un hospital donde no pudo explicar que había ocurrido en esos días. No hay certificado de defunción, pero se ha especulado con que fue víctima de diabetes, tumores, rabia, sífilis o sobredosis de tranquilizantes.

Mas misterios para el misterioso SEÑOR POE.
ACA PODES ESCUCHAR EL PROGRAMA:

2 de abril

Collar de Perlas recuerda la Guerra de Malvinas y vaya si tiene posibilidades para hacerlo, no es menor tener a uno de los integrantes de la mesa ex-combatiente, escritor y poetas amigos que él se encargó de hacernos conocer. Una nueva oportunidad para recordar el paso de NUESTRO NEGRO por las Islas con programa televisivo incluído...
Primera parte          http://www.youtube.com/watch?v=IWP_qmcbT18



https://www.youtube.com/watch?v=Qoo0ygiz-TI

martes, 25 de marzo de 2014

Meyrink, Pink Floyd, el 24 de marzo y la inundación del 2 de abril

Gustav Meyrink
Una vieja leyenda narra que en la Callejuela de Oro se halla una casa que se aparece sólo en días de niebla y pueden contemplarla apenas aquellas personas que hayan nacido un domingo. La gente llama aquel sitio "El muro de la última farola".Quien llega al lugar de día ve sólo una gran piedra gris detrás de la cual una pendiente escarpada cae al Foso de los Venados. La leyenda de la casa invisible, situada cerca del Castillo de Praga, la cuenta el escritor alemán Gustav Meyrink en su novela más famosa, "El Golem", publicada en 1915. Gustav Meyrink vivió en Praga durante veinte años. En sus novelas y cuentos praguenses, escritos en una refinada prosa, la capital checa es escenario de sucesos fantásticos y misteriosos, con ingredientes esotéricos. 
Gustav Meyrink fue en su tiempo uno de los autores más leídos. Sobre todo su novela "El Golem", que se inspiró en una vieja leyenda sobre un ser artificial, creado en la judería de Praga a finales del siglo XVI, constituyó un gran éxito. 
En la Alemania nazi los libros de Meyrink fueron prohibidos. En un Estado totalitario no tenían cabida las obras de un autor que advertía del peligro de los movimientos colectivistas que sofocaban a la personalidad humana individual. 
En la doctrina nazi jugó un importante papel el antisemitismo. Al contrario, a Meyrink le atraía la milenaria cultura hebrea y los misterios de la cábala. En la novela "El Golem" inmortalizó a la desaparecida judería praguense y dotó a dos personajes de la novela- el judío Hilel y su hermosa hija Miriam- de profunda sabiduría. 
Después de la Segunda Guerra Mundial los libros de Meyrink fueron redescubiertos primero por psicólogos, como Carl Gustav Jung, y a partir de los años 70 por los amantes de la ficción fantástica. 
En la Checoslovaquia comunista acceder a los libros de Meyrink fue bastante difícil. El autor que escribió que "vivimos sólo para el perfeccionamiento de nuestra alma", no era aceptable para los ideólogos materialistas. 
Las obras de Gustav Meyrink volvieron a editarse en este país en los años 90, tras la caída del totalitarismo. Redescubrir a este autor es una asignatura pendiente para los checos. Praga se presenta exclusivamente como la ciudad de Franz Kafka, y es incomprensible que no utilice para su promoción en el mundo también a la personalidad de Gustav Meyrink, un hombre fuera de lo común, que pasó en Praga una etapa decisiva de su azarosa vida. 
En el programa del 24 de marzo de 20014 estuvimos con JULIAN AXAT que nos habló de la próxima presentación del libro "La Plata spoon river" dedicado a recordar a los muertos de la inundación del 2 de abril 2013 en La Plata.
Pusimos música del primer disco de PINK FLOYD.




martes, 18 de marzo de 2014

Nebraska, Padura y Mike Oldfield

TUBULAR BELLS
 Una muy buena historia, mínima si se quiere aunque hermosa, ahora bien,¿tendemos o siempre estamos tentados a infantilizar a nuestros mayores? Un vendedor de equipos musicales atraviesa dos Estados (en EEUU), acompañando a su padre, un tipo de pocas pulgas que quiere cobrar una lotería en la que al parecer le ha tocado un millón de dólares. Para llegar a su destino en Lincoln (NEBRASKA), deben parar en el pueblo natal del padre y encarar todo lo dejado atrás. El retrato de una persona corriente, melancólica que pretende reflexionar sobre la dignidad de la tercera edad, el hijo que quiere recuperar la dignidad de su padre; ¿esto siempre ocurre luego de infantilizarlos?
Un guión que a Alexander Payne su director, le quedó a medida no solo por su forma de hacer cine, sino como entiende su país, a través de personajes en conflicto, contradictorios, ridículos, en fuga, hacia alguna clase de redención. Su personaje tiene que llegar para poder cobrar ese premio de lotería, que no existe y su hijo se lo advierte y aún así decide acompañarlo, porque es la excusa perfecta para pasar un tiempo juntos y saldar algunas cuentas pendientes entre ellos, con el resto de la familia y con la vida en general. Si hasta saldan esa verdad sobre el alcohol "…si te hubieses casado con ella, también beberías…" le confiesa a su hijo, tiene todos los achaques propios de la vejez y parece haber pedido la razón, pero se permite clases de lucidez que solo están al alcance de los locos.
¿Locos o sabios, en qué nos transformamos a determinada edad para nuestros hijos?
Recuerdo otra película con un tema similar, de Tim Burton sobre el vínculo de un hijo que se reconcilia con su padre moribundo, un hombre que gustaba de relatar momentos de su vida a los que les añadía características fantásticas, hizo lo propio en el casamiento de su hijo y este ofendido ante el ridículo, dejó de hablarle durante años. Will, el hijo, trabajaba como periodista en París, cuando la salud de su padre empeora regresa junto a su esposa; en el avión le cuenta una de las historias de su padre, en la que conocía a una bruja que le mostraba de qué manera moriría al mirar a través de su ojo de vidrio, entre otras por supuesto.
Cuando Will regresa, su padre estaba en el hospital. Edward su papá, le pide que le cuente una historia, él narra cómo ambos escapan del hospital y se dirigen al río, donde se encuentran con toda la gente que conoció en su vida. En el río, el padre se convierte en un pez… seguido el papá dice “la historia de mi vida” y fallece. En el funeral, Will ve a varios amigos de su padre, los cuales estaban presentes en sus historias. Allí, se da cuenta de que su padre no había mentido, sino que en realidad había exagerado, Will explica que su padre se convirtió en sus historias tras años de narrarlas, y que vivirá por siempre en ellas. El deseo del hijo es entenderlo, para quizá, no tener con su hijo que se aproxima las mismas fallas, sin embargo no puede entenderse a los padres sino con el correr de los años, por qué? Regla a todas luces inexacta por el solo hecho de conocer hijos y padres cercanos. Generalmente cuando se es niño, cualquier relato aunque fantasioso, es verdad. Termina la infancia y los requisitos hacia los mayores son otros y los cuestionamientos no tardan en llegar, los hijos crecen y se hacen su propia idea acerca de todo.
Lo cierto de todo esto es lo siguiente, dejemos el cine de lado, porque ambas películas tienen cierta tristeza a cuestas, qué ocurre cuando los cuestionamientos siguen y ya no son tan adolescentes y los padres dejamos de ser interesantes y cada momento que pasa hace que ellos sean más adultos y nosotros más ancianos. Para terminar, para la psicología todo esto es una cuestión de culpas… y ese sentimiento de culpa a veces llega tarde. 
Me pregunto si el banderín que los colectiveros colgaban desde el espejo retrovisor -antes que exista la contaminación visual, en el 8 que pasaba por la 44 y 14 (barrio de guapos, como el Tolosa de Huguito)- no resumía todos estos hechos de acuerdo con cada edad. ¿ Lo recuerdan?
 A los 5 años: Mi papá "es lo máximo". Se las sabe de todas todas.
A los 10 años: ¡ Qué grande e importante es mi papá.
A los 15 años: Mi papá anda fuera de onda.
A los 20 años: Mi papá ya no da una, sus ideas son anticuadas y están fuera de foco.
A los 30 años: No sé como mi papá no pudo hacer lo que yo hice y voy hacer.
A los 40 años: Voy a consultar a mi papá; he visto que mucho de lo que me ha dicho se ha cumplido.
A los 50 años: ¡Qué lastima que se murió el viejo! Cuantos buenos consejos me dio y no aproveché.
A los 60 años: ¡Qué sabio era mi papá! Cuántos problemas me hubiera evitado de haberle hecho caso antes.
A los 70 años: ¡Qué sabios éramos los dos! Cuántos problemas hubiéramos evitado de habernos escuchado.

Escuchamos la música de MIKE OLDFIELD y su famoso disco TUBULAR BELLS, hablamos de la película NEBRASKA, del escritor cubano LEONARDO PADURA, y al final el Mercenario tradujo la letra de la canción pop de Oldfield MOONLIGHT SHADOW.

Leonardo Padura

martes, 11 de marzo de 2014

Bourroughs, Wakeman


William Bourroughs pintando con tiros de escopeta.
http://vimeo.com/3865620
Wiiliam Bourroughs


                Collar no puede estar ajeno a las relevantes ideas que se toman en el país, con el fin de fundamentar leyes que regularan determinadas conductas, con apoyatura en dichos de Escobar Gaviria a través de la serie que se emite en la TV “…matemáticamente es imposible que un estado pueda controlar el narcotráfico…” y le asiste razón porque se trata de matemáticas es decir de números que con ceros a la derecha se llaman millones… que seducen al PODER  responsable de permitir el ingreso y convivencia de narcos con la sociedad.
                Claro que como este es un programa de libros, recordaré a un famoso escritor que en febrero hubiese cumplido 100 años: William Burroughs, para hablar del tema drogas.
Él y sus amigos Ginsberg y Kerouac desde aproximadamente 1944 y durante toda su vida hicieron un culto de la amistad, a tal extremo que el lema de Allen fue “…escribe como hablas con tus amigos…”
                Lo cierto es que el término droga en la obra de William siempre aparece como (junk) “basura” y se refiere al opio y sus derivados, la heroína sobre todo, su heroína que lejos de liberar, sujeta: es un mecanismo de control, pero no uno más, sino el modelo de todo mecanismo de control; y la policía y el sistema de salud, lejos de combatirla, la utilizan para generar adicción, dependencia y por lo tanto, mayor control. El adicto es el sujeto social ideal…”
                También sostuvo que la droga no expande la conciencia, ni ofrece experiencias más ricas e intensas.
                Todo lo dijo sin perjuicio de haber vivido su vida colgado de la heroína, Luca Prodan dijo una de las frases más inspiradas y a la vez realista sobre la sustancia “…es la mamá eterna, es como el útero que te protege. Con ella no se jode, por algo es la segunda droga en importancia y la primera es el poder…”
                Otra historia: el joven había leído al viejo. El viejo había escuchado la música del hoven? William y Kurt Cobain, líder de Nirvana, se vieron un día en la casa del primero, en Kansas en octubre de 1993, durante una mañana sin sobresaltos, sin drogas –ese hilo entre ambos-, Cobain quien nunca logró reponerse de su adicción a la heroína, se mató de un tiro meses después.
                El viejo William no creyó que Cobain su hubiera suicidado, fue parco “…lo que recuerdo es la expresión moribunda de su mejillas. Él no tenía intención de suicidarse. Por lo que yo sé, ya estaba muerto…” La heroína formó parte de la oscura identidad de William S. Burroughs —de cuyo nacimiento en San Luis (Misuri) hace poco tiempo se cumplieron 100 años supuso la llegada del mesías moderno de esta devastadora droga— y de Cobain, cuyo suicidio en abril de 1994 estuvo provocado no solo por su incapacidad para digerir el fétido futuro mercantil que le estaba reservado a su famoso grupo, Nirvana, sino también por los estragos de la letal sustancia, en la que el bello ángel del grunge había refugiado su dolorida alma de eterno niño varado. Yonqui, (1953, organizado alrededor de las peripecias de un adicto a la heroína) primera y descarnada novela de Burroughs, era el libro de cabecera de Cobain.
Burroughs reparó en el tormento del líder de Nirvana: “Poco después, cuando Cobain se hubo marchado, Burroughs le confesó a su ayudante que había ‘algo raro en aquel chico’, advirtiendo que su invitado ‘fruncía el ceño continuamente y sin razón aparente’, como si estuviese librando una batalla secreta, una feroz y despiadada guerra interna”.
Sabía de lo que hablaba. La muerte y sus fantasmas llevaban décadas acechándole. En 1951, en Ciudad de México, con 37 años, una pistola (otra de sus pasiones, las armas) y el cuerpo bien cargado de alcohol y drogas, quiso jugar a Guillermo Tell con Joan Vollmer, su mujer y madre de su hijo. Erró en el tiro y Joan murió. Sin el peso por la culpa de este estúpido incidente es imposible entender su figura literaria.
En el prólogo de su novela Queer, publicada en 1985 y recientemente reeditada Burroughs habla abiertamente de cómo sin aquella muerte jamás hubiese nacido su voz. “Todo me lleva a la atroz conclusión de que jamás habría sido escritor sin la muerte de Joan, y a comprender hasta qué punto ese acontecimiento ha motivado y formulado mi escritura”.
“Mi predicción para un futuro próximo es que los derechistas usarán la histeria de las drogas como pretexto para crear un aparato policial internacional, pero ya soy un hombre viejo y puede que no viva lo suficiente para ver la solución final al problema de la droga”. Pocos días antes de morir en 1997, escribió la última entrada en su diario. “No hay nada. No hay sabiduría final ni experiencia reveladora; ninguna jodida cosa. No hay Santo Grial. No hay Satori definitivo (comprensión, es el momento en que se descubre de forma clara que solo existe el presente. La experiencia aclara que el tiempo es solo un concepto, pasado y futuro son una ilusión al igual que todo el mundo físico) ni solución final. Solo conflicto. La única cosa que puede resolver este conflicto es el amor. Amor puro. Lo que yo siento ahora y sentí siempre por mis gatos. ¿Amor? ¿Qué es eso? El calmante más natural para el dolor que existe. Amor”. Su editor, James Grauerholz, aseguró que había muerto tranquilo y sereno. Al parecer, quería ser incinerado en Tánger y que luego esparcieran sus cenizas en Gibraltar. No hay Santo Grial. Solo un gato. Quizá Kurt Cobain no soportó la respuesta.












martes, 4 de marzo de 2014

 
Collar de Perlas no solo recuerda cuando nuestro Bioy Casares conquistó a su esposa en París, también hoy que el Congreso Mexicano resolvió que 2014 sea "Año de Octavio Paz"
 
El decreto establece que a su entrada en vigor, toda la correspondencia oficial del Estado deberá contener la leyenda ’2014, Año de Octavio Paz’, la iniciativa fue turnada al Senado
La Cámara de Diputados aprobó un decreto por el que se declara el 2014 como “Año de Octavio Paz”, al cumplirse el 31 de marzo próximo el centenario del nacimiento del poeta.
“El dictamen que se somete a su consideración quieres ser testimonio del Poder Legislativo hacia uno de los mexicanos más preclaro en las letras, diplomático y acucioso observador de la realidad nacional, su impronta ha calado profundo y generaciones de mexicanos están agradecidas con el trabajo de Octavio Paz, quien al celebrar el centenario de su nacimiento está presente a través de su legado en la literatura y la reflexión que nos invita a pensar quiénes somos como nación”, señaló el diputado Alejandro Moreno, presidente de la Comisión de Gobernación.
La promotora de esta iniciativa aprobada por la Comisión de Gobernación, expuso los motivos para declarar el 2014 como el “Año de Octavio Paz” al Premio Nobel de Literatura.
“Muchas personas podrían preguntarse por qué el Poder Legislativo rinde homenaje a Octavio Paz, la historia reciente nos responde, la transición democrática mexicana, aún inacabada, se debe en buena medida a las ideas de Octavio Paz”, destacó Sonia Rincón, diputada de Nueva Alianza y presidenta de la Comisión Especial para Conmemorar el Centenario del Natalicio de Octavio Paz.
Ideas sustentadas dijo, en críticas sin concesiones a rasgos autoritarios del régimen durante las últimas décadas del siglo XX tales como el patrimonialismo, la escasa representatividad en las instituciones, el corporativismo y la estrechez de las libertades.
El decreto aprobado por 383 votos a favor y turnado al Senado para su análisis, establece que a su entrada en vigor toda la correspondencia oficial del Estado deberá contener al calce la leyenda “2014, Año de Octavio Paz”.
 
Octavio Paz
(Ciudad de México, 1914-id., 1998) Escritor mexicano. Nieto de escritor (Ireneo Paz), los intereses literarios de Octavio Paz se manifestaron de manera muy precoz, y publicó sus primeros trabajos en diversas revistas literarias. Estudió en las facultades de Leyes y Filosofía y Letras de la Universidad Nacional.
En 1936 Octavio Paz se trasladó a España para combatir en el bando republicano en la guerra civil, y participó en la Alianza de Intelectuales Antifascistas. Al regresar a México fue uno de los fundadores de Taller (1938) y El Hijo Pródigo. Amplió sus estudios en Estados Unidos en 1944-1945, y concluida la Segunda Guerra Mundial, recibió una beca de la fundación Guggenheim, para, más tarde, ingresar en el Servicio Exterior mexicano.

 
En 1955 fundó el grupo poético Poesía en Voz Alta, y posteriormente inició una colaboración en la Revista Mexicana de Literatura y en El Corno Emplumado. En las publicaciones de esta época defendió las posiciones experimentales del arte contemporáneo.
Cerró su actividad diplomática en 1968, cuando renunció como protesta contra la política del gobierno mexicano ante el movimiento democrático estudiantil. Durante sus años de servicio Octavio Paz residió en París, donde trabó amistad con André Breton, pero también viajó por diversos países europeos y asiáticos (en 1962 fue nombrado embajador de México en la India).
Poeta, narrador, ensayista, traductor, editor y gran impulsor de las letras mexicanas, Paz se mantuvo siempre en el centro de la discusión artística, política y social del país. Su poesía se adentró en los terrenos del erotismo, la experimentación formal y la reflexión sobre el destino del hombre.